SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La delegación dominicana que defendió la sentencia del Tribunal Constitucional reiteró que la misma será aplicada con estricto respeto y apego a los Derechos Humanos de quienes se sientan afectados.

Dieron garantías de que nadie será deportado o despojado de la nacionalidad si la ha adquirido de acuerdo a las normas constitucionales que, según explicaron, datan del siglo pasado.

Esa misión fue encabezada por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, e integrada por el ministro de Interior, José Ramón Fadul, el Consultor Jurídico, César Pina Toribio, así como el presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario