En 2016, luego de que se emitiera una orden de arresto contra Karim por el caso de Samuel Portes, este publicó una imagen esposado burlándose de la justicia mientras disfrutaba de una piscina en Samaná.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-  Un año de prisión fue la sentencia que dictaron contra Karim Abu Nada, por violar los artículos 21 y 22 de la Ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, bajo  la calificación de difamación e injurias, a través de medios electrónicos.

Fue decidido por la jueza de la Segunda Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, Clara Luz Almonte.

También, La magistrada Almonte le impuso una multa de 500 salarios mínimos y una indemnización de cinco millones de pesos a favor del abogado José Rafael Ariza Morillo.

De acuerdo a la acusación, el 29 de junio de 2017, Charlotte María Jovine Reyes, acudió a la oficina de Ariza Morillo, para hablar de un caso que involucraba a una persona de nombre Samuel Portes, contra Karin.

Ariza Morillo era el representante legal de Samuel Portes, contra quien Karim ordenó embargar bienes por una supuesta deuda.

En el diálogo Jovine Reyes, aprovechó para tomarle fotos al jurista las que fueron vendidas a Karim Abu y posteriormente publicadas en su cuenta de Instagram con varios mensajes.

“Un matón que mató a su esposa es el abogado de Samuel y me está amenazando que me va a meter, sin embargo a Samuel… sistema judicial está colapsado!!! Ariza, matón, comete un mojón. Voy a embargar porque él debe dinero!! Y además tú también me debes!!” Lol”, dice la acusación, que indica que las imágenes fueron editadas.

“Luego de esta publicación a eso de las 05:15 realizó la siguiente publicación utilizando la misma imagen diciendo: ´Yo no cojo chantaje de nadie papa!´", continúa diciendo el dispositivo.

El fiscal que hizo la investigación  en este caso fue Waldimir Reynosos Cabrera y la acusación fue sustentada en el juicio por la magistrada Lewina Tavares, quien es la directora del departamento de Litigación Final de la Fiscalía del Distrito Nacional.

En 2016, luego de que se emitiera una orden de arresto contra Karim por el caso de Samuel Portes, este publicó una imagen esposado burlándose de la justicia mientras disfrutaba de una piscina en Samaná.