ESPAILLAT, República Dominicana.- En medio de llantos fue dada cristiana sepultura este martes al dirigente perredeísta asesinado el domingo durante un tiroteo en el cruce de San Víctor, Moca.

Cientos de personas acudieron al cementerio de la referida localidad a dar el último adiós a Antonio Peña Ramos, de 43 años, quien fue impactado de bala en medio de un tiroteo ocurrido cuando se realizaba un bandereo donde se encontraron simpatizantes de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD).

La caravana estuvo acompañada de música, amigos y familiares del occiso, quienes piden se investigue el hecho de sangre y que los responsables paguen por el crimen.

Esta petición coincide con el planteamiento del PRD que se constituirá en actor civil para reclamar justicia por la muerte de su compañero, alegadamente a manos de un dirigente del PLD.