SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Fueron sepultados este martes los dos menores que fallecieron durante el accidente de una patana que destruyó un centro de Internet en el sector Guachupita. Mientras, el padre de otra víctima denuncia que los propietarios del  vehículo no se han interesado por su situación.

Familiares de los menores Antonio Fernández y Julissa Bautista no encontraban palabras para describir el dolor por el que atraviesan desde que supieron de la tragedia.

Las víctimas fueron veladas por poco tiempo debido al mal estado en que quedaron sus cuerpos tras el funesto accidente.

El menor fue de los primeros rescatados, y llevado al Darío Contreras a recibir atenciones.

El padre de una de las víctimas, Yaqui Montero, Montero además se queja porque ningún propietario de la patana ha dicho presente.

Agregó que en medio de accidente las propiedades afectadas fueron saqueadas.