LA VEGA, República Dominicana.- Bajo estrictas medidas de seguridad fueron sepultados este martes en La Vega los restos de un presunto narcotraficante muerto a manos de agentes de la Policía Nacional en Nagua, en un supuesto enfrentamiento a tiros.

Alrededor de 40 agentes del cuerpo del orden custodiaron el sepelio de Juan Ernesto Hernández Camilo, de 31 años, quien era buscado por la muerte del sargento de la Policía, Wilson Francisco Rosa, ultimado el 5 de febrero de 2011.

A Hernández Camilo también se le acusa de porte y tenencia de arma, lavado de activos y de dirigir un punto de ventas de drogas en el sector de Primavera Segunda, en La Vega.

La logística del sepelio fue dirigida por los coroneles Valdez Brito, Ferreira Díaz y Santos Melo. En el entierro fue detenida una disco light que se proponía llevar con música a Hernández Camilo a su última morada.

La operación policial fue ejecutada tras las instrucciones, la semana pasada, del jefe de la Policía Nacional, mayor general José Armando Polanco Gómez, que ordenó a los directores regionales, comandantes departamentales y supervisores, hacerse cargo de sepultar los cadáveres de supuestos delincuentes que caigan en manos de agentes de ese organismo para preservar el orden.

Por Amín Rosario.