SANTO DOMINGO.-  Entre llanto y grito de justicia, familiares y amigos sepultaron los restos de un adolescente de 17 años, quien presuntamente murió tras ser apuñalado por su propio padre, en un hecho ocurrido el pasado 19 de este mes en el Ensanche Altagracia en Herrera, municipio de Santo Domingo Oeste.

Por el hecho, los familiares hicieron un llamado al acusado de cometer el crimen para que se entregue por la vía pertinente, luego de dar muerte a su hijo Franklin David Tejeda.