Por: Manuel Méndez

HIGÜEY.- En medio de llantos y gran pesar fueron sepultadas las cinco personas que perecieron, cuatro de ellas miembros de una misma familia cuando el autobús en que viajaban se incendió al hacer contacto con un cable de alta tensión, causando heridas a otros  22 viajeros.

Este lunes sobrevivientes y sus parientes negaron que el siniestro se produjera por el choque del vehículo con poste del tendido eléctrico.

En los ataúdes , una madre junto a su infante de apenas 4 años, al lado su otro hijo de 18 años y su esposo, en una sobrecogedora escena durante la sepultura en Higüey, de donde eran oriundos.

Ambiente.

Pedro Rodríguez y su esposa Wendy Martínez participaban en una gira junto a otras 40 personas que acostumbraban a compartir como forma de esparcimiento. En esta ocasión decidieron llevarse a sus tres hijos, de los cuales solo una de trece años logró salvarse.

Parientes de las víctimas explicaron las circunstancias en que se produjo la tragedia.

En el trágico  hecho también. falleció el chofer del autobús identificado como Juan, oriundo de la romana, mientras 22 personas de las 40 a bordo se encuentran hospitalizadas.

Los parientes de esta familia adelantaron que actuaran judicialmente contra la compañía distribuidora de electricidad que le corresponda el tendido eléctrico  en el tramo carretero Nagua- Samana.