En medio de gran pesar fueron sepultados en el cementerio municipal de Haina, los restos de un joven estudiante que murió tras ser embestido la noche este domingo por el  conductor de un vehículo que, según testigo, viajaba a alta velocidad.  

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En medio de gran pesar fueron sepultados en el cementerio municipal de Haina, los restos de un joven estudiante que murió tras ser embestido la noche este domingo por el  conductor de un vehículo que, según testigo, viajaba a alta velocidad.

El llanto aumentaba a medida que se acercaba la hora para introducir en la bóveda el ataúd con los restos de Luis Soto.

Quedaron frustrados los sueños del joven de 24 años, por la forma en que manejaba el conductor, identificado como Domingo Gómez.

El conductor, de 44 años, fue detenido a raíz del accidente. 

El mayor de dos hermanos, quien residía en la calle Juana Saltitopa de Haina, se iba a graduar de ingeniería en unos meses.

Reclamaron que sobre el conductor recaiga todo el peso de la ley.

Además esperan que este accidente sirva como reflexión a las autoridades para endurecer las penas ocurran estos casos.