Sigue el conflicto entre el ayuntamiento y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado por la retención de recursos, lo que mantiene a esas dos instituciones enfrentadas.

SANTIAGO.-Sigue el conflicto entre el ayuntamiento y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado por la retención de recursos, lo que mantiene a esas dos instituciones enfrentadas.

El cabildo bajo la administración del alcalde Abel Martínez cerró las oficinas de Coraasan en locales del Gobierno municipal.

Ante la situación Silvio Duran, director de Coraasan afirmó se había arribado a un acuerdo pero el alcalde se negó a acatarlo.

Fernando Ramírez, vocero del alcalde acusa al director del acueducto de cualquier crisis en la recogida de la basura que se pueda generar.

El ingeniero Silvio Duran dijo estar abierto al dialogo, en busca de una solución al problema económico.

“El conflicto entre estas dos instituciones se va conocer en los tribunales lo más perjudicados con relación a este situación es la población”.