Los residentes hicieron un llamado a las personas que tienen armas ilegales a que las entreguen.

SANTO DOMINGO.- A cuatro días de la apertura de tres centros de acopio para la entrega de armas ilegales de manera voluntaria  en el sector de Cristo Rey, aumenta el escepticismo en los residentes debido a que consideran que el país no está listo para el desarme de la población iniciado por el gobierno.

Marino Guerrero Rosario, colmadero en este sector, asegura haber visto morir durante los últimos meses a más de cuatro comerciantes de la zona a manos de desaprensivos. Insiste en que las armas ilegales que tienen los delincuentes serán difíciles de recuperarlas.

Opinión similar tienen algunos residentes que aunque dicen favorecer el plan de desarme iniciado por las autoridades en Cristo Rey, temen que no arroje los resultados esperados.

El plan también incluye  la regularización de motoristas. Cristo Rey fue escogido para el inicio de la estrategia ciudadana “Mi País Seguro” por ser uno de los sectores que registran mayor número de hechos violentos con armas de fuego, según las autoridades.

Los residentes hicieron un llamado a las personas que tienen armas ilegales a que las entreguen en cualquiera de los tres centros de acopio establecidos en el sector para estos fines.