Los manifestantes reclaman la mejoría de los servicios hospitalarios, agua potable, rebaja de la tarifa eléctrica, arreglos de calles, entrega de los centros educativos en construcción entre otras obras.

SANTIAGO, República Dominicana.- La protesta que por 48 horas convocaron organizaciones populares de Navarrete, entró en su segundo día con la paralización de todas las actividades productivas de la zona.

Los manifestantes reclaman la mejoría de los servicios hospitalarios, agua potable, rebaja de la tarifa eléctrica, arreglos de calles, entrega de los centros educativos en construcción  entre otras obras.

Durante el paro en horas de la madrugada se escuchaban detonación de bombas de fabricación caseras