SANTO DOMINGO.- A 64 días de que el Ministerio de Salud Pública comenzara a emitir boletines epidemiológicos con actualizaciones sobre la situación del COVID-19 en el país, todavía los laboratorios y las direcciones regionales de Epidemiología se siguen retrasando en los reportes que deben enviar cada día antes de las 6:00 de la tarde.

En reiteradas ocasiones Rafael Sánchez Cárdenas, titular del ministerio, ha llamado a los laboratorios autorizados para realizar pruebas PCR a enviar a tiempo los reportes, incluso dijo que habría sanciones para los que no lo hicieran.

Pero la situación aparentemente no ha mejorado porque a lo largo de estos dos meses los llamados de atención siguen presentes.

En días pasados Sánchez Cárdenas las cifras registraron un aumento abrupto en las recuperaciones, más de 2,000 nuevas reportaba el boletín. La razón para el incremento anormal se debió a que las direcciones provinciales y de áreas estaban "rezagadas", según el ministro, en el reporte de las altas epidemiológicas.

Sin embargo, hoy el funcionario volvió a llamar la atención sobre los reportes, en esta ocasión de manera directa a los laboratorios.

"Los laboratorios que han sido habilitados deben completar el formulario para el reporte de los casos procesados de PCR y que en los mismos debe establecerse el tipo de prueba y especimen usado para la realizan de la prueba", dijo Sánchez Cárdenas.

Dijo que como institución desde el ministerio se han "insistido en estos y daremos un tiempo para que todas las instituciones acreditadas para estos fines se ajusten al sistema nacional de vigilancia epidemiológica".

Retrasos en las pruebas realizadas y las dadas de alta afectan el seguimiento que se da a la enfermedad en el país debido a que, siendo los reportes estructurados para registrar las variaciones ocurridas cada 24 horas, los retrasos hacen que las cifras se aumenten de manera significativa cuando se actualizan los datos atrasados, lo que implica alteración en la cantidad real de muestras que procesan los laboratorios privados y en el total de personas que vencen la enfermedad debido a que el reporte, actualmente, no especifica cuáles de las cifras corresponden a retrasos y cuáles a la jornada vigilada.