Afirman el agua debe llegar los miércoles y sábados, pero el preciado líquido brilla por su ausencia, ya que de dos lineamientos que le corresponden a este sector solo uno está en servicio.

Por Ana Paula González

SANTO DOMINGO.- Entre dos y seis años llevan sin recibir agua potable residentes de la parte alta del sector Estebanía, barrio San Rafael en San Cristóbal. Dicen no aguantar más la carencia de este recurso indispensable para la vida y exigen ser atendidos con un sistema de suministro de agua potable.

Elizabeth Mateo, quien reside con su madre de 79 años y su padre de 84 en este sector, dice no soporta verlos en las condiciones tan precarias en que viven; la casa sucia, no poder bañarlos, y ni siquiera poder cocinar como se merecen por falta de agua desde hace más de 4 años.

Donde se supone deba llegar el agua miércoles y sábados, el preciado líquido brilla por su ausencia según moradores, ya que de dos tuberías que le corresponden a este sector solo uno está en servicio, por lo que residentes se ven en la obligación de comprar varios tinacos de agua a la semana.

Cada tinaco de agua cuesta 60 pesos y según dicen este le dura un día y hasta menos por lo que deben adquirirlos interdiario, lo que los lleva a gastar de 900 a 1000 pesos mensualmente para poder hacer los quehaceres del hogar e higiene personal.

La Alcaldesa de este sector, Esperanza de Dios, dice no es solo este barrio que tiene este inconveniente y agrego el ayuntamiento contrató un camión cisterna para poder suplir la carencia de agua una vez a la semana.

Según Joel Pinales, encargado provincial de INAPA, este municipio lleva más de cinco años tratando de resolver esta problemática por causa del sistema de suministro aún no resuelto.

Residentes de esta localidad advierten que si el director de INAPA no los visita cuanto antes para darle solución a este problema, a partir del jueves las calles estarán ardiendo para ser escuchados.