Se recuerda que la sargento mayor Anny Montero Montero, asignada servicio en la embajada de los Estados Unidos, había cometido el hecho con su arma de reglamento

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Familiares de la mujer que murió tres semanas después de que su hija, la sargento Anny Montero Montero adscrita a la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) supuestamente se suicidara en un baño de la embajada de Estados Unidos, lamentan que todavía no haya una respuesta de las autoridades, esto durante el velatorio de la madre de la agente.

Los parientes de Montero Montero atribuyen al suicidio de la sargento el infarto que acabó con la vida de su madre.