SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes en el sector San Felipe de Villa Mella hicieron un llamado a las autoridades, ante la carencia de varios servicios que según ellos, desde hace décadas afecta la comunidad.

Santa Brand por más de treinta años reside en la calle 31 de este sector. Dice que a diario se ve entre la espada y la pared, por la falta de un suministro de agua regulado.

También, el mal estado de las calles afecta a Santa y sus vecinos, quienes calificaron como un infierno vivir con tanto polvo y sin agua.

Asimismo, la falta de energía eléctrica complica la situación, esta genera pérdidas a los comerciantes del sector que aseveran estar con el grito al cielo.

Los residentes aseguraron que la falta de energía eléctrica en horas de la noche se presta para que los delincuentes hagan de las suyas.