Las AFP son empresas privilegiadas dentro del Sistema Dominicano de la Seguridad Social que no han tenido pérdidas, de acuerdo al presidente de la Confederación Nacional de Unidad sindical.

SANTO DOMINGO.- El presidente de la CNUS, Rafael Pepe Abreu, calificó como un “balde de agua fría” a las esperanzas de los trabajadores, las estimaciones del gobernador del Banco Central, quien advierte “consecuencias negativas y perversas” liberar el 30 por ciento de los fondos de pensiones para mitigar los efectos del Covid-19.

Las AFP son empresas privilegiadas dentro del Sistema Dominicano de la Seguridad Social que no han tenido pérdidas, de acuerdo al presidente de la Confederación Nacional de Unidad sindical.

El sindicalista dijo que independientemente de los vaticinios de “altos niveles de inflación” del gobernador Héctor Valdez Albizu, los legisladores, en su proyecto, deben girar su enfoque las ganancias que cada año obtienen las AFP de los recursos de los asalariados.

El sistema de capitalización individual se acerca a los cuatro millones de trabajadores, que han unos 577 mil millones de pesos en los fondos de pensiones. Liberar el 30% de esos recursos representa 173 mil millones de pesos.

A través de un comunicado, el  gobernador del Banco Central externó sus consideraciones, estableciendo que el adelanto del 30% de los fondos de pensiones generaría un exceso de demanda de bienes y servicios que en la actual coyuntura provocaría un aumento en los precios de la economía.

El gremialista Rafael Pepe Abreu dijo espera que los legisladores logren cuanto antes modificar la ley de Seguridad Social en caso de que las AFP mantengan resistencia a liberar recursos a los trabajadores para mitigar la crisis.