La directora de Emergencias Médicas del SNS, Mariam Montes de Oca, aclaró que la unidad transitaba con las luces y sirenas reglamentarias para alertar a la ciudadanía y para que le sedan el paso.

SANTO DOMINGO.- El Servicio Nacional de Salud (SNS), lamentó este martes el accidente ocurrido en El Seibo, el pasado domingo 31 de octubre con una ambulancia del Sistema 9-1-1, en el que resultó afectado un ciudadano, aunque datos preliminares referían que eran tres los heridos.

La directora de Emergencias Médicas del SNS, Mariam Montes de Oca, aclaró que la unidad transitaba con las luces y sirenas reglamentarias para alertar a la ciudadanía y para que le sedan el paso.

“Nos sentimos apenados con lo sucedido, tomando en cuenta que el compromiso de nuestra institución es preservar la vida de los ciudadanos y garantizar un servicio oportuno y eficaz”.

Montes de Oca, explicó que la ambulancia trasladaba una paciente en estado crítico con diagnósticos de embarazo de 39.3 semanas, preeclampsia severa, labor de parto y anemia severa, cuando accidentalmente impactó un ciudadano con el retrovisor derecho, ocasionándole trauma lumbar.

Indicó que, al intentar detenerse para socorrer y constatar la situación la unidad fue agredida con una botella, recibiendo un impacto en el cristal delantero. El ciudadano fue asistido en un centro de la Red Pública y despachado por petición del padre.

En principio se informó que al menos tres personas resultaron heridas, en un hecho ocurrido en la avenida principal en la provincia El Seibo, la madrugada de este domingo.

De acuerdo a versiones, los jóvenes se encontraban compartiendo en una fiesta de las denominadas ¨teteos¨ y ocupaban toda la avenida principal, momentos en que la ambulancia se desplazaba a alta velocidad con un paciente en estado crítico.