La solución de los problemas del tráfico en los cascos urbanos debe ser integral e ir más allá del simple cambio de sentido de las vías, algo que demanda muchos recursos. Víctor Bautista nos aborda el tema en dos minutos.

SANTO DOMINGO.- La solución de los problemas del tráfico en los cascos urbanos debe ser integral e ir más allá del simple cambio de sentido de las vías, algo que demanda muchos recursos. Víctor Bautista nos aborda el tema en dos minutos.


El gobierno municipal del Distrito Nacional, que es el centro económico y financiero del país, desarrolla un plan de cambios viales tendentes agilizar el tráfico.



Uno supone que las propuestas están bien estudiadas y que cuentan con soporte técnico, porque lo menos que ha de esperarse es que sean improvisaciones y patadas voladoras.


En ese marco, este viernes se iniciaron vistas públicas para conocer el proyecto de Par Vial, que consiste en que el tráfico se mueva en un solo sentido en las avenidas Linconl y Churchill.


En el tráfico Sur-Norte y viceversa, esas arterias son claves como lo son la Tiradentes, la Gómez y Núñez de Cáceres.


No me queda claro si el cambio de sentido en vías pueda tener un impacto positivo más allá del corto plazo.


En el Distrito Nacional y el resto de los cascos urbanos del país, fueron planificados con visión de futuro y ahí está el problema, comenzamos mal desde el principio y ahora solo tenemos chance de mitigar situaciones.


En lo que respecta a la educación vial, la señalización, la información y las sanciones, hemos fracasado.


Si los cambios viales aportan algo, vamos a recibirlos y a cooperar para que funcionen, pero uno quisiera ver en marcha una estrategia más integral, que por supuesto necesitará un respaldo financiero importante.