"Cualquiera que tiene gripe está saturando los laboratorios en busca de las pruebas", la afirmación es de Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud Pública y con ella respondía la mañana de hoy a los cuestionamientos sobre la supuesta lentitud que hay en la realización de las pruebas.

SANTO DOMINGO.-"Cualquiera que tiene gripe está saturando los laboratorios en busca de las pruebas", la afirmación es de Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud Pública y con ella respondía la mañana de hoy a los cuestionamientos sobre la supuesta lentitud que hay en la realización de las analíticas para confirmar si tienen COVID-19.

Al justificar su afirmación de que los laboratorios están siendo saturados, el funcionario se hizo valer de las cifras de casos descartados mediante pruebas de laboratorio: 1,434 hasta las 6:00 de la tarde del viernes.

"Del total de casos reportados al SINAVE (2,153), se han descartado por laboratorio a 1,434 casos", se lee en el boletín #9.

Al insistir en la necesidad de no saturar el sistema el ministro informó esta semana que solo del 25 al 30% de las pruebas realizadas dan positivo al virus, siendo las demás casos descartados mediante las pruebas de laboratorio que rondan en el sector privado los 4,300 pesos.

A través de las redes sociales, decenas de personas denuncian que la lista de espera en la que los laboratorios Amadita y Referencia -los únicos privados autorizados a realizarla- los incluyen cuando solicitan se les hagan las analíticas luego de que médicos se las hayan indicado.

Ante esta queja, el ministro aseguró que no hay lentitud en las pruebas, pero que "se pueden dar algunos casos esporádicos y sueltos de gente que no ha sido atendida con rapidez".