SANTO DOMINGO.- Las muertes por coronavirus se elevaron este martes a 354 y los casos confirmados suman ya 8,480 y 1,905 los recuperados, de acuerdo a los datos ofrecidos por el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas.

De las personas contagiadas, detalló el ministro, 644 están recluidos en hospitales y de esos 126 en unidades de cuidados intensivos; 61 de ellos conectados a ventiladores.

Al hablar de la distribución de esas hospitalizaciones Sánchez Cárdenas detalló que en Santo Domingo hay 271 personas hospitalizadas y que la provincia tiene una disponibilidad total de 600 camas, por lo que más de la mitad están desocupadas.

Indicó además que son 142 las unidades de cuidados intensivos con las que cuenta la provincia al momento y que en total 59 están ocupadas, 37 de ellas con pacientes que además están usando ventilación mecánica.

Flexibilización de medidas y desborde hospitalario

Al referirse a la capacidad del sistema sanitario para atender la demanda de pacientes una vez se flexibilicen las medidas, como contempla el gobierno con la reapertura de sectores económicos, el ministro aseguró que los indicadores actuales apuntan a un manejo de los casos que no se corresponde con un eventual colapso de los centros hospitalarios.

En este sentido Sánchez Cárdenas afirmó que los centros públicos y privados han mantenido la prestación de servicios a pacientes que no tienen COVID-19 y que para manejar la pandemia lo que se hizo fue una separación de las áreas de modo que no se mezclaran.

Refiriéndose a las clínicas privadas del país, el ministro dijo que todas pueden atender a pacientes con coronavirus, siempre que hagan las habilitaciones correspondientes.

Con esto hace referencia  a la separación de las áreas en lo que Sánchez Cárdenas llamó una "reingeniería"que les permita disponer de un espacio para COVID-19 y otro para pacientes normales.

Agregó que por no hacer estos ajustes muchas se han visto afectadas económicamente porque no están prestando servicio a pacientes con la enfermedad pero debido a la situación del país se ha disminuido la cantidad de personas que está yendo en busca de atenciones regulares.

A lo sumo los centros privados que deseen atender pacientes con la enfermedad lo que necesitan es tener sus espacios habilitados y acogerse al protocolo legal que les obliga a reportar diariamente los casos que tengan para fines de registro epidemiológico.

Sánchez Cárdenas dijo que con las clínicas que actualmente prestan el servicios la dificultad que han tenido es que se tardan 48 horas y a veces más para hacer los reportes, "pero siempre saben que tienen que hacer los reportes".

Con esto se refiere al envío a Epidemiología del total de casos confirmados y defunciones que se registren en sus instalaciones. Estos reportes deben llegar cada día antes de las 6:00 de la tarde, cuando se produce el corte diario para la elaboración de los boletines.

Plan de acción

De acuerdo a las cifras oficiales el 80.32 por ciento de casos están en 12 municipios, encabezada la lista por Santo Domingo, el Distrito Nacional, Santiago, Santo Domingo Este, San Francisco de Macorís y Santo Domingo Oeste.

Explicó que para abordar la situación en esos lugares se trabajará en conjunto con las autoridades locales un plan que contempla la disgregación por zonas.

"De esa manera se conforma un cuerpo de acción en cada una de esas localidades para la limitación de contagios", dijo el funcionario al reiterar la importancia del distanciamiento social como la medida fundamental para limitar los contagios.

Agregó que ahora que se habla de flexibilización de medidas y reapertura de actividades para algunos sectores económicos "no hay forma que ese enfoque no esté mediado por el distanciamiento físico que se debe tener en cuenta".