Dos jóvenes economistas, expertas en finanzas personales, reaccionan ante las cifras de UNICEF en el sentido de que entre los hogares más vulnerables, el 30% ha disminuido la alimentación a una porción al día, mientras un 5% no logra alimentarse diariamente.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Dos jóvenes economistas plantearon a las autoridades de educación la

necesidad de reactivar la alimentación escolar con mecanismos de bioseguridad

que permitan el retiro de los kits alimentarios por parte de las familias en

las escuelas o puntos específicos.


Laura Camacho y

Kimberly García reaccionaron en esos términos ante las revelaciones hechas esta

semana por UNICEF en el sentido de que entre los hogares más vulnerables, el

30% ha disminuido la alimentación a una porción al día, mientras un 5% no logra

alimentarse diariamente.


Al comentar el hallazgo

del organismo internacional, dijeron que se trata de “cifras alarmantes, que

nos hacen cuestionar el impacto de la pandemia en los ingresos de los hogares y

en su salud, junto a la ausencia de la distribución de kits de alimentación

escolar”.


Camacho y García,

expertas en finanzas personales que operan desde la plataforma EconomicsData,

recordaron que el rendimiento escolar y la salud integral, incluyendo la buena

nutrición, están positivamente correlacionadas.  


Dijeron que al retomar

la alimentación escolar, paralizada desde el mes de julio, por la circulación del

COVID-19, las familias tendrán un alivio financiero e indicaron que en muchos

casos, padres suspendidos laboralmente o desempleados, tienen dificultades para

garantizar el alimento que necesitan sus hijos.


Indicaron que la

desnutrición infantil perjudica el desarrollo de las habilidades cognitivas,

provocando efectos en el crecimiento físico y motor, disminuyendo el

coeficiente intelectual y reduciendo la atención y aprendizaje eficiente de los

niños.


“Actualmente, las

autoridades se encuentran enfocadas en iniciar el nuevo período escolar, este

próximo 2 de noviembre, con las alternativas tecnológicas que requiere un año

escolar virtual. Sin embargo, es importante a la vez, tomar medidas para

retomar el servicio de alimentación escolar”, subrayaron en una declaración de

prensa.


Manifestaron que el

propósito de la alimentación escolar debe garantizar una nutrición diaria,

balanceada y de calidad a los niños y adolescentes del sistema educativo

nacional.


“Los suplidores del

desayuno escolar han manifestado no saber aún cómo continuar sus funciones para

el nuevo año escolar que se ha pautado a iniciar este próximo 2 de noviembre de

manera virtual. A fines de iniciar un nuevo año escolar diferente con miras a

cuidar la salud de los dominicanos, es necesario ir complementando esta medida

con el tema de la alimentación”, recalcaron.