“Es mejor dejar que los jefes hagan lo que ellos consideren”, dijo el  general pensionado Daniel Núñez Merán en la entrevista de El Despertador.

SANTO DOMINGO.- Los militares dominicanos que fueron enviados a Iraq continúan reclamando el pago que el gobierno les adeuda desde 2003, pago que aún no tiene fecha de llegar a estos soldados que prefieren dejar que “los jefes hagan lo que ellos consideren” con tal de recibir aunque sea un poco del dinero que les corresponde.

“Es mejor dejar que los jefes hagan lo que ellos consideren”, dijo el  general pensionado Daniel Núñez Merán en la entrevista de El Despertador.

Dijo que “hay cosas que uno por ser militar, temeroso de que vayan a pensionarlo o a cancelarlo si no tiene los 20 años, uno opta mejor por decir ‘no, no, que me roben lo que me vayan a robar’”.

Explicó que en su caso, que dedicó gran parte de su carrera a formarse en Estados Unidos, nunca se le otorgó “un viatico decente porque siempre o me lo mochaban”.

“Cuando se dice “mochar” significa que a usted se le debe de pagar 2,000 dólares, por ejemplo, (y deciden) vamos a darle los 2,000 dólares pero se lo vamos a pagar al 22, pero está al 52, sí pero se lo vamos a pagar al 22, si quiere lo recibe porque los jefes así lo estipulan”, reveló.

El capitán Giuseppe Cavallo Cuello prefirió no hacer comentarios sobre el tema por miedo a represalias.

“La Fuerza Armada tiene ciertas situaciones que a veces hay que dejarlas pasar porque en verdad si uno a veces se pone a querer tocar ciertas teclas a veces ciertamente usted puede venir con un traslado por ahí bien lejos”, dijo en referencia a que los manden a matar.