Explicaron que la suspensión será los días jueves y viernes y luego "cada suplidor serviría solo en la medida en que puedan financiar sus operaciones".

SANTO DOMINGO.- Por la alegada crisis económica causada por el atraso en los pagos de facturas sometidas hace más de seis meses, otras hasta con más de un año y la  exigencia de "solución de otras falencias del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie)", la asociación de suplidores de alimentos escolares anunció este martes la suspensión del servicio en todas las escuelas públicas del país.

Explicaron que la suspensión será los días jueves y viernes y luego "cada suplidor serviría solo en la medida en que pueda financiar sus operaciones".

Según sus declaraciones, es insostenible el servicio debido a los aumentos que han experimentado los productos alimenticios en los últimos  años, los cuales en algunos casos ha superado hasta el 100%, mientras el precio de las raciones inició en 2013 a RD$40 y hasta el momento solo ha alcanzado un máximo de RD49.00.

Dentro de sus reclamos agregaron que no se les ha entregado el anticipo, tal cual lo prevé la ley de Mypimes 340-06.

“Los miembros de nuestras instituciones han sido llamados a estar atentos todas las gestiones que venimos haciendo ante las autoridades de INABIE y el Ministerio de Educación.

La información está contenida en un documento de prensa distribuida por las entidades que los agrupa, entre las que figuran La Asociación de Suplidores y Proveedores de Alimentos a las Escuelas de  República Dominicana, (ASUPLIDERD);  La Unión Nacional de Suplidores de Almuerzo Escolar, (UNSAE); y La Asociación de Suplidores de Tanda Extendida de Barahona, (ASOSATEBA).

"Por la experiencia que tenemos en estas faenas, sabemos que sólo la intervención del presidente de la República, Luis Abinader, evitará que el programa de alimentos escolares caiga en una pendiente enjabonada que podría concluir en el colapso de tan noble atención a la población estudiantil".

El documento firmado por sus respectivos presidentes,  Francisco Capellán, Marino Peralta, y Francisco Vargas, refiere que no hay forma de que los estudiantes continúen recibiendo los alimentos en las escuelas, si las entidades que los preparan no tienen dinero para continuar trabajando.

Rechazan Acciones Fraudulentas

Tras lamentar que el  sector que representan se vea en la obligación de suspender sus servicios los días jueves y viernes por la situación que han denunciado, los suplidores llamaron a todos sus colegas a rechazar cualquier sugerencia de algún director de escuela que plantee recibirles menos raciones de las que tienen asignadas.

Sobre algunas versiones en ese sentido, declararon que las autoridades de INABIE están en el deber de fiscalizar los servicios que se ofrecen en los programas estudiantiles, so pena de ser  responsable de cualquier irregularidad que puedan demostrar.

Nuestras asociaciones estarán siempre luchando hombro con hombro con todos sus miembros, y al mismo tiempo respaldando la actitud correcta de las autoridades para preservar los programas de alimentos escolares a favor de la población estudiantil.