Faltaban pocos minutos para las seis de la tarde cuando algunas personas aún estaban en filas de negocios para comprar alimentos.

SANTO DOMINGO.- A partir de las seis de la tarde de este miércoles cerraron sus puertas los negocios ubicados en distintos barrios de la capital en cumplimiento del nuevo horario del toque de queda implementado por el gobierno para reducir la propagación del covid-19.

La medida generó rechazo de varios comerciantes y apoyo de ciudadanos consultados por Noticias SIN.

Faltaban pocos minutos para las seis de la tarde cuando algunas personas aún estaban en filas de negocios para comprar alimentos.

Unos dijeron que salió del trabajo directo a colmado para abastecerse pero no les dio tiempo.

Este miércoles entró en vigencia el nuevo horario de toque de queda desde las seis de la tarde hasta las cinco de la madrugada de lunes a viernes y los fines de semana desde las tres. En ambos casos hay tres horas de gracia para llegar a la casa.

La nueva modalidad de toque de queda tiene el claro objetivo de controlar la circulación comunitaria del covid-19 con las variantes de Brasil y Reino Unido que ya están en el país, que acuerdo a las autoridades sanitarias son más letales.

Conjuntamente con estas medidas el gabinete de salud tiene el reto de controlar las fiestas clandestinas denominadas teteos y que se dan en los barrios del país en horario del toque de queda.