Por: Luis Manuel Báez 

SANTIAGO.- La suspensión total de las consultas ambulatorias en las principales clínicas privadas y hospitales de Santiago a fin de evitar más contagios del COVID-19 y proteger al personal médico agrava la crisis hospitalaria que vive esa ciudad.