Por Rocio Quiroz

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El tema de la despenalización del aborto ha levantado un avispero que mantiene divididas las opiniones de la sociedad dominicana. Mientras algunos sectores favorecen las observaciones hechas al Código Penal, las iglesias se mantienen en vigilia para que sean rechazadas.

Las diferencias entre religiosos y activistas de los derechos de la mujer no dan tregua. Para los primeros, el tema de la despenalización del aborto no es negociable, sin importar cuál sea el caso.

http://youtu.be/OKzfDNDeT4s

Sin embargo, para los activistas de los derechos de la mujer  la interrupción del embarazo es una cuestión de decisión, y debe ser respetada, especialmente si se quiere reducir la mortalidad materna en el país.

En las calles las opiniones también están enfrentadas, y mientras feligreses de la parroquia Nuestra Señora de la Altagracia en el barrio 27 de febrero, marcharon este domingo en rechazo al aborto, muy cerca del sector, otros no compartían sus argumentos.

A partir de este lunes, las iglesias iniciaran una jornada de vigilias, marchas y concentraciones, que incluyen una parada en el congreso nacional, así como un encendido de velas en las puertas de los hogares.