Los vecinos del ensanche Ozama permanecen en alerta permanente ante la posibilidad de que uno de los frecuentes cortocircuitos genere un incendio.

SANTO DOMINGO.- Los constantes cortocircuitos en el enmarañado tendido eléctrico en la calle Bonaire del Ensanche Ozama mantiene preocupados a los residentes, que temen pueda ocurrir una tragedia.

Pascual de la Rosa vive cada día con el temor a la eventual caída sobre su casa del cableado eléctrico.

 Los vecinos del ensanche Ozama permanecen en alerta permanente ante la posibilidad de que uno de los frecuentes cortocircuitos genere un incendio.

https://www.youtube.com/watch?v=_g2xX-R8_jA

Los comerciantes de la comunidad también narran las pérdidas que la avería les ha provocado.  Los residentes aseguraron que debido al deterioro del tendido eléctrico se les han dañado sus electrodomésticos.

Ante esta situación los residentes también solicitaron a las autoridades cambiar el  transformador de la comunidad por otro de mayor capacidad a fin de evitar incidentes lamentables.