El escenario epidemilógico del país es favorable, pero en países como China han ocurrido rebrotes del virus, obligando a retomar las retricciones.

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- Luego de un mes sin muertes por covid-19 y, pese a que se han registrado los niveles de contagio más bajos desde el comienzo de la pandemia, los hospitales se preparan para atender un posible rebrote del coronavirus como consecuencia del movimiento masivo de personas durante el largo asueto de Semana Santa.

Pese al descenso de los indicadores de la pandemia, a los encargados de las unidades de COVID de los diferentes hospitales les preocupa que los viajes y fiestas durante la Semana Santa se traduzcan en un nuevo repunte de contagio.

El doctor Santiago Calderón explicó que se deberá esperar al menos una semana para determinar si el movimiento masivo de personas durante el asueto y los encuentros en piscinas y playas generaron contagios.

Calderón indicó además que la Clínica Cruz Jiminián tiene disponibles sus cinco camas para covid y está preparada para habilitar nuevamente hasta 32 camas en su unidad covid.

En el Hospital Moscoso Puello, sus autoridades aseguraron que mantienen las 40 camas del área covid, a pesar de que este fin de semana se cumplió un mes sin decesos por covid y la tasa de contagios de internamientos va en descenso.

Actualmente, en ese ese hospital hay 10 pacientes ingresados por la enfermedad, siete en internamiento, dos en UCI y uno en Emergencias.

Datos del Servicio Nacional de Salud muestran que prácticamente todos los centros públicos del Gran Santo Domingo tienen desocupadas sus camas destinada a covid.

Ante la disminución de pacientes afectados por coronavirus en los distintos centros de salud, hasta sus salas de emergencias se mantienen llegando casos de dengue, apendicitis, diabetes, hipertensión, hernias, entre otras enfermedades clínicas generales mixtas.