A solo horas de que el país comience a sentir los posibles efectos del huracán Elsa, los residentes manifiestan estar atemorizados.

SANTO DOMINGO.- El temor por las lluvias pronosticadas por la Oficina Nacional de Meteorología ante el paso del huracán Elsa crece el miedo entre residentes de zonas vulnerables del Gran Santo Domingo, que temen una vez más  perder los pocos ajuares que tienen.

A solo horas de que el país comience a sentir los posibles efectos del huracán Elsa, los residentes manifiestan estar atemorizados debido a las fuertes lluvias que se prevé provocará el fenómeno atmosférico.

Aquí en la cañada de Guajimía algunos moradores ya empezaron a proteger sus pertenencias en bolsos plásticos y sellando los bordes de las puertas de sus viviendas con muros y block, otros dijeron que permanecerán en sus casas hasta el último momento.

Moradores en otras zonas vulnerables como La Ciénaga y la ribera del Ozama desde ya toman medidas para salvaguardar sus vidas.

Los residentes aquí en Guajimía piden a las autoridades retirar los desechos que se encuentran en la cañada y acudir a su sector para ofrecer información sobre las posibles evacuaciones que se realizarán ante el paso de este huracán.