Aún el agua bajo, en las calles permanecen cúmulos de basura que fueron arrastrados por la crecida

SANTO DOMINGO.- El temor por sus vidas crece cada vez más entre los residentes en las cercanías de la cañada Guajimía, tras la crecida por las lluvias que iniciaron en horas de la madrugada.

Aún el agua bajo, en las calles permanecen cúmulos de basura que fueron arrastrados por la crecida

Los moradores de la calle Arroyo Guajimía, en el sector Buenos Aires de Herrera, esperan que no continúen las lluvias para que se puedan terminar los trabajos que iniciaron las autoridades para evitar la crecida de la cañada.