El mayor temor de los residentes de la ribera de la cañada que atraviesa el populoso sector de Los Ríos, es que la crecida del afluente pueda provocar nuevos deslizamientos que atenten con sus viviendas o su integridad física.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Cuando la temporada de ciclones está a la vuelta de la semana, familias que viven en zonas de alto riesgo, que han sufrido recientes derrumbes como en Los Ríos, aguardan la llegada de las lluvias sin apoyo para ser reubicados y con el temor de perder lo poco que les queda.

Al enterarse de la llegada de la temporada ciclónica este primero junio, residentes de zonas vulnerables dicen se activa la incertidumbre de en sus días debido al peligro que representan los fenómenos atmosféricos para ellos.

El mayor temor de los residentes de la ribera de la cañada que atraviesa el populoso sector de Los Ríos, es que la crecida del afluente pueda provocar nuevos deslizamientos que atenten con sus viviendas o su integridad física.

Para esta madre soltera que tuvo que abandonar recientemente su propia casa por temor a que le vengan encima, las autoridades no deben esperar el último momento para ayudarlos a salir de la zona.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Miami en su primer pronóstico para la temporada ciclónica se prevé que se formen entre 14 y 21 tormentas tropicales.

La entidad además también pronostica el fortalecimiento de 3 y 6 huracanes intensos, superiores a categoría 3.