Comerciantes haitianos y dominicanos abogan para que la comunidad internacional intervenga lo más pronto posible la vecina nación.

REDACCIÓN.- En tensa tranquilidad continua la frontera, pese a las protestas que se producen en distintos pueblos de Haití diariamente por falta de combustibles y productos básicos, y en demanda renuncia del primer Ministro Ariel Henry.

Sin embargo, ante la violencia producida por las bandas armadas en esa nación y los incidentes producidos en la zona franca, comerciantes haitianos y dominicanos abogan para que la comunidad internacional intervenga lo más pronto posible la vecina nación.