Mientras que en la fila perremeísta, la senadora Faride Raful calificó como un error la suspensión indefinida del programa de visado a los alumnos del vecino país.

Por Sandy Cuevas 

SANTO DOMINGO. - El anunció del gobierno de suspender la asignación de nuevas visas a estudiantes haitianos, en medio de la crisis que vive su país,  afecta a quienes aspiran a estudiar en el país, y también a aquellos que cursan carreras y que necesitan una renovación.

Estudiantes haitianos califican de muy drástica la medida y piden que se les permitan terminar sus estudios por la inversión que han hecho.

Mientras que en la fila perremeísta, la senadora Faride Raful calificó como un error la suspensión indefinida del programa de visado a los alumnos del vecino país.

Para el exsecretario  de estudiantes haitianos en el país, Thierry kenneth Pierre, las nuevas medidas representan un duro golpe para sus compatriotas que buscan superarse realizando carreras universitarias en la República Dominicana.

A pesar de que el ex dirigente estudiantil considera improcedente que las autoridades  dominicanas cierren la puerta más importante que pueden tener los jóvenes haitianos.

“No es el momento de atacar a los estudiantes mientras que ellos no tienen la culpa de lo que está pasando en Haití, es un tema político y son los mismo políticos que alimentan ese  problema”, indicó kenneth Pierre.

La universidad Autónoma de Santo Domingo, que cuenta con una matrícula de 200 estudiantes haitianos activos, según su rector académico, se prepara para en una semana realizar un levantamiento con la posibilidad de impartir clases virtuales si es necesario a los nacionales haitianos que ya están avanzando en su semestre.

“Claro que es una preocupación porque son estudiantes de nosotros, pero primero miramos el problema vemos las preocupaciones de ellos la solicitudes que se hacen y entonces nosotros entendemos qué medida podemos tomar”, dijo Alejandro Ozuna, vicerrector académico de UASD.

De su lado, la Universidad Tecnología de Santiago (UTESA), que cuenta con una matrícula de 480 estudiantes Haitianos, informó que la medida tomada por el estado no representará una pérdida significativa a la alta casa de estudios.

“No creo que no afecte en una manera significativa, tenemos que seguir las políticas del estado sobre las relaciones exteriores y sobre la presencia o no de las personas extranjeras en este caso en estudiantes”, señaló Marialena Cruz, rectora de UTESA, Santo Domingo.

A pesar de los haitianos son la mayor población de estudiantes extranjeros en la República Dominicana, según datos, son los que menos visados de estudiantes obtienen en el país.