Aseguran que cuando se trata de una libertad pura y simple la persona acusada debe salir desde la sala de audiencia.

SANTO DOMINGO.- Este lunes los abogados de defensa en la Operación KAF, sobre presunto tráfico internacional de armas de fuego de alto calibre y de drogas, denunciaron que a tres días de que un tribunal impuso una garantía económica de 300 mil pesos a uno de los implicados y otorgó libertad pura y simple a otro de los acusados, el Ministerio Público se niega a acatar la orden.

Según dicen los juristas Ramón Estrella e Isidro Germoso, el órgano acusador mantiene “secuestrado” a Gregory Alberto Diplán Güichardo, dejado en libertad pura y simple, y a Juan Miguel Almonte Padilla (Colita), quien ya habría pagado el monto económico impuesto.

Aseguran que cuando se trata de una libertad pura y simple la persona acusada debe salir desde la sala de audiencia.

Advierten que de no acatar la orden en las próximas horas someterán al fiscal titular de Santiago, Osvaldo Bonilla, por desacato.

“Nos están obligando a someterlo por desobedecer la decisión de un juez, una cosa que nosotros pensábamos que eso era algo del pasado”, indicaron.

Lo que dice la Fiscalía

El fiscal Bonilla dijo que no han puesto en libertad a los implicados debido a que los abogados no han culminado los trámites legales.

El funcionario judicial garantizó que cumplirán con la decisión cuando completen el proceso.

La magistrada Yiberty Polanco, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago, dejó en libertad a Gregory Alberto Diplán Güichardo y ordenó pagar la referida suma de dinero a Juan Miguel Almonte Padilla (Colita), quien además tiene impedimento de salida del país y debe presentarse periódicamente ante la Fiscalía de Santiago por encontrarle un arma ilegal al momento de su arresto.