SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El dirigente perredeísta Tonty Rutinel, trató de sacar del proceso en su contra a la jueza que lleva su caso por violencia de género, alegando que la Magistrada Ileana Pérez del Quinto Juzgado de la Instrucción, estaría "contaminada" con este juicio preliminar.

Pero los abogados querellantes aseguran que es el temor de perder el caso, el móvil de la solicitud de recusación en perjuicio de la jueza.

El juicio preliminar en contra de Rutinel quedará suspendido hasta que la Corte de Apelación del Distrito tome una decisión en torno al pedimento.

Rutinel está acusado de violar los ordinales 1, 2 y 3 literales a y d del artículo 309 del Código Penal Dominicano, modificado por la Ley 24-97 sobre Violencia Intrafamiliar.

De acuerdo a la acusación depositada por la Fiscalía del Distrito por ante el Juez Coordinador de Los Juzgados de  Instrucción, quedando  apoderada para conocer la misma el Quinto Juzgado de Instrucción  establece que el dirigente perredeísta desde hace varios años y durante su relación de pareja ha mantenido a la señora Leidy Dayana Caraballo de  los Santos bajo constantes hostigamientos, maltrato, violencia física, verbal y psicológica, lo que evidencia un marcado patrón de conducta agresivo del imputado.