Las lluvias en la Capital se han sentido de manera moderadas, y con algunos vientos, provocando la caída de árboles. 

Por Héctor de la Cruz 

SANTO DOMINGO.- Pese al embravecimiento del mar y  la advertencia de las autoridades para que las personas se retiraran  del malecón,  algunos ciudadanos salieron a pasear hacer deporte y hasta tomarse selfies obviando el llamado de las autoridades.

Las fuertes olas sacaron  rocas y basura a la calle, convirtiendo  el tramo del malecón en un verdadero riesgo para quienes por allí transitan.

La situación provocó que policías municipales, agentes de la Digeset y la Defensa Civil cerraran varios tramos de la vía aunque el tránsito permanecía fluido.

La pareja de esposo Gabriel e Igloris salieron viajaron desde España para tomar vacaciones y la tormenta  Elsa lo sorprendió aquí por lo que decidieron salir a caminar y ver las calles dominicanas durante el paso un fenómeno de esta naturaleza.

Sin lugar a dudas,  un peligroso espectáculo, pero la  gente desafió el viento y la lluvia para disfrutar de él.