SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Sindicatos de chóferes se quejan de lo que interpretan como un golpe al bolsillo de la población, el aumento de los combustibles dispuesto por el gobierno cuyos precios habían estado congelados durante varias semanas.

La medida ha generado un incremento en los precios del transporte

hacia las provincias y Haití, alza que va desde 40 hasta 50 por ciento en los vehículos afiliados a la Confederación Nacional de Organizaciones de Transporte (CONATRA).

En 2010, el gobierno aumentó alrededor de 15 pesos a los combustibles en las dos primeras semanas y las consecuencias fueron incrementos de entre tres y diez pesos en el pasaje. Este año al parecer será igual.

Este sábado los carburantes tendrán nuevos precios, con aumentos que van desde dos hasta cinco pesos con 40 centavos y que serán cargados a los usuarios del transporte y de las actividades conexas, como el acarreo de productos del agro y de comestibles.

En la víspera, los Pequeños Industriales de la Harina anunciaron un

incremento en el precio del pan de un 40 por ciento debido a las alzas en la compra del trigo.

La ola de aumentos también arrastra a los productos agropecuarios que se venden en los mercados.

Ante los actuales incrementos, sindicalistas advierten que este año

será muy crítico y que las protestas estarán a la orden del día.