Para el presidente de la Junta Central es necesario reformar la Ley 659 sobre los registros y las actas de defunción, además de mejorar las relaciones interinstitucional.

SANTO DOMINGO.-En medio de la diferencia por las cifras de fallecimientos por coronavirus, los cuestionamientos a la capacidad médica para determinar la causa de muertes y las fallas en el llenado de actas de defunción, las autoridades de Salud y la Junta Central se reunieron este martes con el objetivo de fortalecer lo que “pudiesen ser debilidades” relacionadas con las notificaciones de las actas de defunción.

Tras la discrepancia en las cifras de muertes por COVID-19 las autoridades buscan estandarizar los registros y sincerizar las cifras de víctimas del coronavirus.

Para el presidente de la Junta Central, Román Jáquez Liranzo, es necesario reformar la Ley 659 sobre los registros y las actas de defunción, además de mejorar las relaciones interinstitucional.

Al ser cuestionado sobre el llamado que hace el Colegio Médico de que el Gabinete de Salud cree una comisión para que analice cada uno de los expedientes de defunciones, Jáquez Liranzo, refirió que hay datos de esos certificados que deben ser valorados en su justa dimisión.

Sobre las muertes notificadas mediante alcaldes pedáneo,  el órgano electoral solo tiene registrada 659 de los más de 8 mil 656 decesos por Covid, por lo que la cifra es mínima, según el presidente de la Junta, esto en respuesta al   Ministerio de Salud que afirmó que esta figura comunitaria tienen la potestad de llenar las actas de defunción cuando la muerte ocurre en una comunidad, sin ningún tipo de conocimiento médico.

Destacar que mientras la Junta Central tiene registrado 8 mil 656 muertes por el virus, el Ministerio de Salud notifica 4 mil 020 decesos hasta este martes.

Sectores médicos insten en la necesidad de que se realice una auditoría caso por caso a fin de conocer las cifras reales de las muertes por Coronavirus en el país.