Entre lodo, focos de plagas y mucha calamidad, los residentes claman a las autoridades que los reubiquen, ya que por décadas en la temporada ciclónica la situación en la misma cuando se desborda el Río Ozama.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-A cinco días del paso de la tormenta Laura por el país, decenas de familias del sector Las Cucarachas permanecen desplazadas en albergues y casas de parientes y amigos en medio de la pandemia del COVID-19, dado que sus viviendas están inundadas.


Es el caso particular de Dilcia Amador, una madre soltera que por 19 años ha repetido el episodio de ver el agua del Ozama inundar su humilde vivienda, según cuenta, en ocasiones hasta el techo.


https://youtu.be/gan9QOt5r6Y