Rodríguez afirmó que la decisión judicial constituye una reivindicación a la verdad de los hechos y el compromiso de Seabord con el estado de derecho y la institucionalidad en el país.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La planta flotante generadora de electricidad instalada en el río Ozama seguirá sus operaciones sin problemas legales u objeciones medioambientales tras un fallo del Tribunal Superior Administrativo (TSA), afirmó el vicepresidente Ceo de la firma Transcontinental Capital Corporation (Seaboard).

Mediante un comunicado, Armando Rodríguez saludó el dictamen de la segunda sala de ese tribunal que declaró “notoriamente improcedente” la acción de amparo interpuesta por el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, luego de que se realizaran protestas en reclamo de que planta fuera retirada del río.

Rodríguez afirmó que la decisión judicial constituye una reivindicación a la verdad de los hechos y el compromiso de Seabord con el estado de derecho y la institucionalidad en el país.

“Nuestra empresa valora positivamente que la Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo presidida por el magistrado Antonio Sánchez e integrada por los magistrados Franny González y Cecilia Badía Rosario, haya ponderado en su justa dimensión el compromiso de Seaboard con el medio ambiente y los recursos naturales y, en general, con el ordenamiento jurídico”, indicó Rodríguez.

Agregó que “dicho reconocimiento ha de extenderse también al Ministerio de Medio Ambiente en la persona de Orlando Jorge Mera, quien ha refrendado la legalidad de las habilitaciones ambientales de las operaciones de nuestras unidades de generación, garantizando la inversión en el país de más de 350 millones de dólares”.