La Policía asegura que los resultados de esa jornada fueron “positivos”, desde la Comisión de Derechos Humanos califican la medida como “desesperada” por parte del gobierno.

SANTO DOMINGO.-Decenas de personas fueron apresadas y armas de fuego fueron incautadas durante la primera noche del patrullaje mixto, que busca garantizar la seguridad ciudadana ante la ola de atracos y criminalidad.

Ciudadanos tienen opiniones divididas en torno a esta medida y desde la Comisión Nacional de Derechos Humanos aseguran que la nueva disposición va en franca violación a prerrogativas fundamentales.

La intranquilidad provocada por las incursiones de delincuentes en los últimos meses, ha generado desconfianza en una parte de la población que no cree que el operativo mixto logre frenar a los antisociales.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Manuel María Mercedes,  sostuvo que desde la entrada en vigencia del operativo conjunto ya tiene denuncias de ciudadanos que supuestamente fueron apresados  en redadas sin haber cometido algún tipo de delito.

Sin embargo, desde la Policía  defienden la nueva  medida que busca rodear de seguridad las calles y aseguran que la respuesta de la población ha sido esperanzadora al ver la integración de sus agentes y los efectivos de las Fuerzas Armadas.

De su lado, moradores de barrios populares de la capital llaman a las autoridades a tener mano dura con los delincuentes que tienen en zozobra al país.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos recomendó al gobierno que para enfrentar la delincuencia debe de lograr que la ciudadanía tenga mayor acceso a los servicios básicos, así como a una educación de calidad y que los jóvenes tengan mayor fuente empleo.