Desde el PLD, las investigaciones de las autoridades judiciales y fiscalizadoras sólo están siendo dirigidas a los exfuncionarios de la pasada administración pública. 

SANTO DOMINGO.-Legisladores tienen posiciones divididas en torno a la credibilidad de la Cámara de Cuentas, que en una nueva auditoría revela irregularidades millonarias en los contratos para el suministro de material asfáltico AC-30  suscritos con el ministerio de Obras Públicas por la Empresa General Supply Corporation S.R.L, vinculada a Alexis Medina, principal imputado en la operación Pulpo.

En opinión de legisladores del PLD, las investigaciones de las autoridades judiciales y fiscalizadoras sólo están siendo dirigidas a los exfuncionarios de la pasada administración pública.

Sin embargo, diputados del partido oficialista defienden el trabajo que realiza tanto el Ministerio Público como la Cámara de Cuentas.

Entre las irregularidades reveladas por el órgano fiscalizador está el pago de tres mil quinientos millones de pesos sin soporte documental y la adquisición de cemento asfáltico AC-30 sin aprobación presupuestaria y otras anomalías

Según la Cámara de Cuentas, producto de los suministros, el Estado dejó de percibir cerca de 172 millones de pesos.

Con esta sería la cuarta auditoría que implica a Alexis Medina, principal  acusado de la Operación Antipulpo.