SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El taxista involucrado en la muerte de Casilla Minaya se intoxicó junto a otras cinco personas con un jugo presumiblemente envenenado y que le habría enviado un amigo a la cárcel de la Fiscalía de la provincia Santo Domingo.

Diego Antonio Cruz reveló que la bebida se trata de un jugo de naranja en cartón, el cual aparentemente no estaba alterado, por lo que le brindó a sus compañeros de celda, tras lo que empezaron a sentir dolor de estomago y vomitaron.

“A mi me enviaron un jugo con un policía y el policía me dijo a mí que era de parte de un amigo mío. Yo noté que el jugo tenía como piedritas adentro, pero lo vi cerrado y me lo bebí como quiera. Luego empecé a vomitar”, narró Cruz.

Los afectados, quienes hasta el momento están estables aunque se retuercen del dolor, están en el hospital El Almirante en Santo Domingo Este, cuyo centro asistencial está custodiado por agentes de la Policía Nacional.