Su progenitor asegura que han hecho todo lo posible para obtener un diagnóstico médico, pero no ha sido posible.

SANTO DOMINGO.-Una extraña enfermedad cambió la vida de tres hermanas residentes en el municipio de Los Alcarrizos, quienes a temprana edad empezaron a sentir debilidad en sus piernas y hasta hoy permanecen en sillas de ruedas. Su padre, sustento del hogar, pide ayuda para alimentar a sus hijas y suplir otras necesidades básicas.

Estas son las hermanas Claudia, Elizabeth y Laura. Desde los cinco años de edad una enfermedad que desconocen empezó a cambiar sus vidas.

Con el paso de los años, las hermanas perdieron movilidad no solo en sus piernas, sino también en sus manos y otras partes del cuerpo.

José Ramos, su padre de 68 años, trabaja como ebanista para proveer el sustento económico en el hogar y asegura que tras el fallecimiento de su esposa hace ocho meses, la situación ha empeorado.

Laura de 26 años, Claudia de 40 y Elizabeth de 35, son tres de seis hermanos y solo ellas padecen esa condición. Residen en el municipio de Los Alcarrizos, en Santo Domingo Oeste.

Su progenitor asegura que han hecho todo lo posible para obtener un diagnóstico médico, pero no ha sido posible.

Si usted desea colaborar puede comunicarse a los teléfonos 829-362-4936 / 829-461-0627.

Laura la menor de ellas manifestó que pese a sus limitaciones, uno de sus sueños es estudiar una carrera administrativa.