El hecho causó un apagón que provocó la cancelación de varios vuelos  y el desvío de aviones a otros aeropuertos.       

SANTO DOMINGO.- El juez del Juzgado de Atención Permanente de Santo Domingo Este, dictó tres meses de prisión preventiva en contra de uno de los presuntos responsables de sustraer cables eléctricos y otros artefactos de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Las Américas (AILA).

El hecho causó un apagón que provocó la cancelación de varios vuelos  y el desvío de aviones a otros aeropuertos.

De acuerdo al magistrado Bernardo Coplin García, el imputado Luis Abel Bens Álvarez, de 21 años de edad, deberá cumplir prisión en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

El juez tomó como fundamento enviar al imputado a la cárcel de San Pedro de Macorís, el hecho de que los familiares del imputado residen en Andrés Boca Chica, y se le hace más fácil allí, que tener que trasladarse al penal de La Victoria para visitarlo.

Dicho juez acogió un pedimento presentado en ese sentido por la fiscalía de esa jurisdicción, quien tiene a su cargo la investigación.

Durante la audiencia el imputado dijo sentirse arrepentido de penetrar al área de aterrizaje del aeropuerto y cortar los cables eléctricos, junto a su hermano y otro imputado, que se encuentran prófugos.

Declaró que en su condición de buzo (recoge basura) siempre penetraba a esa área restringida, ya que nunca tenía seguridad, por lo que ese día se les ocurrió  robarse los alambres.

"Magistrado nosotros penetramos y con una pinza rompimos los alambres, pero no sabíamos que eso iba a ocasionar algo tan grande, de ocasionar el fallo en la pista de aterrizaje. Yo me siento arrepentido, esta es la primera vez que caigo preso", dijo el imputado.

De acuerdo a la solicitud de medida de coerción, el imputado quien se entregó de manera voluntaria en el destacamento de Boca Chica, admitió haber cometido el hecho junto a su hermano Anderson Torres (Cochin).

Ambos acostumbrados a penetrar a la zonas aledañas del citado aeropuerto en busca de escombros, y que el día del hecho penetraron al lugar por un camino.