El reinicio de las clases deberá incluir autorización de los padres si están de acuerdo en que sus hijos regresen a las aulas.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Bajo el lema “Cuidando la alegría y la seguridad del reencuentro” el Ministerio de Educación (Minerd), en compañía del Gabinete y el ministerio de Salud Pública dieron a conocer el protocolo general para el retorno a las clases semi presenciales gradual y voluntaria, a partir del día 6 y la tercera semana de abril.


El reinicio de las clases deberá incluir autorización de los padres si están de acuerdo en que sus hijos regresen a las aulas.


De acuerdo con el protocolo, se debe cumplir con el distanciamiento en las aulas, salones o salas de un espacio mínimo de 3 metros cuadrado por niño, niña o adolescente.


Mientras, la ventilacióndebe ser natural y trabajar en espacios abiertos.


En los casos de climatización de los ambientes, el personal de educación tiene que mejorar el sistema de ventilación y tomar otras medidas para aumentar la circulación de aire puro y reducir posibles contaminantes (olores, contaminantes por combustión) en el centro.


» Aumentar la ventilación al exterior, con cautela en zonas de alta contaminación por estar cercanos a vías de alta circulación o cercano a fábricas e industrias productoras de contaminantes ambientales.


» Si las condiciones climáticas lo permiten, aumente el ingreso de aire fresco del exterior abriendo ventanas y puertas al menos 3 veces al día. No abra las puertas y ventanas si hacerlo representa un riesgo de salud o seguridad (por ejemplo, riesgo de caer, riesgo de provocar síntomas de asma) para los niños, niñas y adolescentes que usan ese espacio del centro.


» Usar ventiladores para potenciar la efectividad de las ventanas abiertas. Coloque los ventiladores con cuidado y bien sujetos en las ventanas o cerca de ellas, para evitar que el aire posiblemente contaminado fluya directamente desde una persona por encima de otra.


» La colocación estratégica de los ventiladores en modo de extractor puede ayudar a traer aire puro a un espacio a través de las ventanas y puertas abiertas, sin generar grandes corrientes de aire en ese espacio.


» Reducir la ocupación en las áreas en las que no se puede tener ventilación del exterior, o se disponga de un sistema de climatización externa.


» Gestionar que los sistemas de ventilación funcionen correctamente y propicien una calidad de aire aceptable en el interior de acuerdo con el nivel de ocupación de cada espacio. Establezca temperaturas entre 23,8 ° C / 75 ° F y 26,9 ° C / 80,5 ° F para enfriar durante el clima más cálido, y una humedad relativa entre 50% y 60% para reducir el crecimiento de moho (CDC 2015). También deben realizar una limpieza periódica adicional de la unidad de ventilación, según las recomendaciones del fabricante.


» Aumentar siempre que sea posible el flujo de aire en los espacios ocupados.


» Velar por que los extractores de aire de los baños funcionen con capacidad total cuando el centro este ocupado.


» Colocar extractor de aire en áreas como baños, cocinas y áreas de preparación de comidas, etc.