El magistrado Bernardo Coplin García, también declaró el caso complejo y dio un plazo de ocho meses al Ministerio Público para que presente acusación formal contra los implicados.

SANTO DOMINGO.- Luego de  más de dos horas de audiencia y tras acoger las pruebas presentadas por el Ministerio Publico a la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Este, el tribunal de esta demarcación  impuso un año de prisión preventiva a los cinco detenidos por su presunta implicación en la red dedicada al tráfico de migrantes que organizó el viaje en el que 11 dominicanos murieron en un accidente de tránsito en México.

El magistrado Bernardo Coplin García, también declaró el caso complejo y dio un plazo de ocho meses al Ministerio Público para que presente acusación formal contra los implicados.

De inmediato, abogados de la defensa reiteraron la inocencia de sus clientes y aseguraron que la acusación no tiene fundamento.

Los vinculados en el caso son Guillermo Guzmán Marcano, Leonel Antonio Méndez Arias (El Duro), Román Alberto Casalinovo Trinidad (Guardia), Santo Francisco Vizcaíno Guerrero y Jesús Antonio Martínez Díaz, quienes deberán cumplir la medida en Baní, San Predro de Macorís y Santo Domingo Norte.

Los acusados deberán cumplir la medida en las cárceles de San Pedro de Macorís, La Victoria y Baní,  correspondientes a las jurisdicciones a las que pertenecen.

El grupo fue apresado durante allanamientos coordinados por la fiscalía con el auxilio de la División Especial de Investigación de Delitos Transnacionales (Deidet) de la Policía Nacional.

A la supuesta red se le imputa promover, inducir y financiar el tráfico ilícito de personas, violentando la Ley 137-03, sobre Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, y la Ley 155-17, sobre Lavado de Activos.

Según el Ministerio Público la red desarticulada se dedicaba a traficar personas desde Santo Domingo hacia Estados Unidos, a través de países como Guatemala, Panamá y México, por los cuales transportaba a los indocumentados en tráilers.

Los abogados de la defensa advirtieron que recurrirán en apelación.