Dijo que aunque no tiene mayores informaciones de lo que pudo haber motivado su renuncia, si puede dar testimonios de que es un profesional de calidad y excelente técnico.

SANTO DOMINGO.-  "Tu tienes que escoger entre la razón y la paz, y la paz social en un momento como este no soporta que haya un incremento tarifario",así se expresó el exvicepresidente de la CDEEE, Rubén Bichara al ser cuestionado sobre que opina de la renuncia del Superintendente de Electricidad y presidente del Consejo SIE, Rafael Aníbal Velazco Espaillat.

Comentó que hay una diferencia muy grande entre el sector privado y público, "en el privado puede hacer una administración de cara a la razón, en el público tiene que escoger entre la razón y la paz, entonces obviamente el tema tarifario, es un tema que la aplicación de la tarifa técnica es una aspiración de años pero hay un criterio de oportunidad".

Dijo que aunque no tiene mayores informaciones de lo que pudo haber motivado su renuncia, si puede dar testimonios de que es un profesional de calidad y excelente técnico.

"En términos administrativo o contractuales no tengo la información para juzgar esa acción, "no tengo los elementos para ver en que se basó, si fue una decisión del concejo, pero insisto en cualquier caso el clima no estaba para una noticia así, igual eso causó una reacción desfavorable para su posición y para él mismo en ese momento", manifestó Bichara.

Aseguró que hay una crisis de combustible donde la generación es impactada directamente por la subida de precios, "tal vez no es el momento socialmente mejor para aplicar una tarifa técnica, porque tu tendrías que transferirle a la población toda la crisis que hay a niveles de combustible y en términos sociales políticamente es insostenible, empresarialmente si se puede justificar·.

Agregó que a veces tu tienes que dejar la razón para mantener la paz,  que el costo de la generación con la crisis de combustible se ha generado por eso, y que el enfoque fundamental de la gestión anterior estuvo concentrado en incrementar la generación, pero sobre todo asegurar un bajo costo.

"Porque es de la única forma de que tu podías dar energía suficiente sin tener que castigar el bolsillo de la población".

Al ser cuestionado sobre los bonos que el renunciante Superintendente autorizaba para empleados por desempeño de hasta 800 mil pesos dos veces al año, y  por tener muchos años en la institución, dijo que la verdad no tiene la información, que son interioridades y decisiones, "no tengo la información de evaluar algo así".

Recalcó que en la CDEEE no se daban esos bonos, "hasta ahora no, que yo sepa no".