SAN JUAN DE LA MAGUANA, República Dominicana.- Las tumbas en el cementerio municipal de esta provincia dominicana han sido violadas por desconocidos, aparentemente en horas de la noche, según la seguridad diurna del camposanto.

Según denunciación familiar de los deudos se han llevado las puertas de hierros de varios nichos.

Uno de los nichos es utilizado por adictos para el consumo de estupefacientes.

Al respecto una gran cantidad de colillas de cigarros fueron observadas en el lugar.

Antes había una seguridad militar en el lugar donde fue fusilado uno de los  padres de la patria, francisco del Rosario Sánchez, los robos y profanaciones de tumbas no ocurrían.

Para evitar el robo cuando es sepultada una persona en un ataúd de valor las personas optan por romperlo, debido a que pueden sacar el cadáver y llevarse la caja para venderla.

Las acciones delincuenciales ocurren a pocos metros de la cárcel publica y la sede de la tercera brigada del ejercito nacional.