SANTIAGO, República Dominicana.- Un año de prisión preventiva le fue impuesto al hombre que el pasado 7 noviembre alegadamente le habría dado a ingerir una batida de zapote envenenada al padre de su pareja. 

La medida fue impuesta por el Tribunal Colegiado en contra de Rafael Antonio García, procesado por supuestamente provocar la muerte por envenenamiento al padre de su concubina Isidro Manuel Ovalles, de 55 años de edad. 

La Procuraduría Fiscal de Santiago, que encabeza la magistrada Luisa Liranzo, demostró tener pruebas suficientes con las cuales probará en juicio de fondo que el señor Isidro Ovalles murió a consecuencia de haber ingerido dicha bebida. 

El Ministerio Público estableció que el hecho ocurrió aproximadamente a las 11:00 de la mañana del indicado día, en el sector de Palmarejo, del municipio de Villa González.